¿Como escoger las ventanas para su casa?

8 CLAVES PARA ESCOGER BIEN LAS VENTANAS DE TU CASA

¿Quieres saber cómo escoger unas ventanas para tu Casa que sean Buenas, Bonitas y Baratas?

Vamos a ser sinceros

Nosotros no vamos a recomendar que compres ventanas baratas. Porque no suelen ser las mejores para tu Casa.

En esta parte de la obra, yo siempre vamos a recomendar que escojas un buen producto y no escatimes, porque unas buenas ventanas te van a aportar mucho confort, te van a ayudar a ahorrar dinero en calefacción y te van a evitar muchos problemas que se podrian dar con una mala elección

Ya sea que te vas a hacer una Casa nueva, o que vas a cambiar las ventanas de la casa que ya tienes, escoge unas ventanas buenas, ante todo.

Y QUE SE ENTIENDE POR UNA BUENA VENTANA?

“Aquélla que tenga buen aislamiento y no entre el frío”

No hace falta poner de mas (aunque no te sobra). Pero sobre todo, no pongas de menos.

Nosotros diríamos, una buena ventana, es justamente la que se necesita para cada caso.

CLAVES A TENER EN CUENTA PARA UNA CORRECTA ELECCIÓN

Para que puedas elegir una buena ventana, deberías tener en cuenta los siguientes factores:

1 DIMENSIONES

Cuanto más pequeña sea la ventana, más puedes reducir las dimensiones del perfil (ancho y espesor). Por ejemplo, si las ventanas de tu casa son de dimensiones 1,20x1,20m, las dimensiones del perfil son distintas que si el ventanal que hay que poner es de 3,50x3,50m. Sería lógico pensar que la ventana más grande debería tener un perfil de mayor ancho y grosor (aunque sólo sea por cuestiones resistentes de la propia ventana)

2 VIENTOS Y LLUVIAS

También influye mucho la exposición a los vientos fuertes y a las lluvias. Porque no resiste igual una ventana que soporte la batida directa del viento fuerte, o de la lluvia directa, que otra que está más resguardada. Entre nosotros. Te podemos contar que en una Casa, tengo unas ventanas que son muy batidas por el viento y otras no. Pues algunas de las que son venteadas con fuerza (donde yo vivo pegan fuerte las ciclogénesis éstas que entran del Atlántico, y eso que no estoy en la costa) me han dado problemas de filtraciones, mientras que las que tienen una exposición más resguardada, están estupendas desde el primer día.

3 SOL

Todo el mundo dice que el sol le hace mucho daño a las ventanas de madera. Pero no sólo a las de madera. Los colores lacados (que son oscuros) de las ventanas de aluminio y pvc también sufren desgaste y decoloran. Si bien es verdad que, si no quieres que esto te ocurra, ya hay tratamientos especiales que evitan esto. Y esto sube el precio, como es normal, no? En las ventanas de madera ocurre que el sol quema la lignina del material, volviéndolas a tonos grisáceos. Pero para esto también hay solución. Y si le aplicas uno de los múltiples materiales de acabado que existen (lasures, aceites, etc.) estarás protegiendo tu perfil. Las ventanas de madera también se pueden lacar, y estaríamos en el mismo caso que te comentaba antes.

4 EL ACRISTALAMIENTO

Porque hasta aquí, estoy hablando sólo del perfil de la ventana (pvc, aluminio, aceroinox, madera, etc.), pero si pones un mal acristalamiento, toooodo el calor de tu casa se te va a ir por el cristal. Así que, lo mínimo que debes poner es una ventana con doble acristalamiento, con cámara (si puede contener algún gas aislante mejor), y que además, al menos uno de los cristales lleve un tratamiento que lo haga “bajo emisivo” (ya hablaremos en otro artículo más extensamente de los tipos de acristalamiento que hay en el mercado para escoger). De momento, sólo preocúpate de que el conjunto de marco+acristalamiento que conforman la ventana tengan un coeficiente de transmisión de calor lo más bajo posible (este dato te lo dará el fabricante de las ventanas).

5 EL MATERIAL DEL MARCO

Hay muchas opciones. Aluminio, pvc, madera, acero inoxidable, etc. A groso modo, puedo decirte que las que son metálicas tienen un tacto frío al tocarlas y parece que “repelen” un poco. Por este motivo, son muy susceptibles de sufrir condensaciones, en el marco (lo típico que cuando te levantas una mañana de frío invierno, ves gotas de agua en la parte inferior de la ventana). Las que son de pvc, son “herméticas”. Cuando las tocas no están frías y eso da sensación de confort. Aunque pueden condensar en el interior de los perfiles, porque llevan “esqueletos” resistentes de acero galvanizado en su interior. Las ventanas de madera hoy en día están muy trabajadas (a nivel tecnológico). La madera es un material aislante por naturaleza y regulador de la humedad natural. Por lo que casi, no sufren condensaciones. Y cuando te acercas a ellas, y las tocas, ves que es un material cálido, en sintonía con tu piel. La mala prensa que tienen las ventanas de madera, sobre que dan mucho trabajo de mantenimiento, viene de atrás, porque antiguamente, la madera se ponía tal y como venía del árbol y claro, con espesores de 2-3 cm, y claro… había que lijar cada año, y barnizaban…. y lo barnices al sol….van mal-mal-mal… Hoy día las ventanas de madera son de perfiles macizos de madera laminada tratada, y tienen espesores de 4cm o 5 o más (depende del tipo de ventana). En cuanto al tratamiento exterior, hay acabados como los lasures y los aceites, que se aplican a poro abierto, hidratan la madera y no se decolora con el sol (porque no incide directamente sobre ella). Dependiendo de la exposición de la ventana (si está resguardada o si le pega el sol muy fuerte), el lasur de acabado aguantará más o menos, y cuando tengas que volver a aplicar lasur (que se da con una brocha normal) sólo tienes que pasar un scotchbrite para quitar el polvo más gordo abriendo un poco el poro y ya de nuevo otra capa de la sur y listas otra vez!. Con cualquier otra ventana de aluminio o pvc tienes que limpiar normalmente con un paño y jabón. Pues las de madera igual. Las de aluminio y pvc decoloran con el sol, igual que la madera.

6 LA ROTURA DEL PUENTE TÉRMICO

Los materiales que no son aislantes (como la madera), son susceptibles de sufrir condensaciones. Para solucionar esto, se ha inventado la “la rotura del puente térmico”, que consiste, básicamente, en partir la ventana por el medio del perfil, haciendo de la ventana (llámala “rosquilla”), dos ventanas más finas (a modo de dos rosquillas más finas) y unirlas con goma negra (la goma no transite el frío al interior de la casa). Con lo que la rosquilla de ventana que queda al interior de la casa, no está en contacto con el frío-friíiismo de fuera y así no condensa. La rotura de puente térmico no tiene tanto sentido con las ventanas de madera porque la madera ya es aislante de por sí, y no sufre tanto los choques fuertes de temperatura. Aún así, hay modelos de perfiles de madera que llevan una rotura de puente térmico específica. Esto ya es “la repera”. Y eso se paga. Y bien.

7 LA COLOCACIÓN EN LA OBRA

Porque no vale de nada que tengas una ventana tipo ferrari-último-modelo si luego vas y lo aparcas encima de un charco de barro. El coche se llenará de porquería, irremediablemente. Con las ventanas pasa algo parecido. Hay que asegurarse de que la colocación es correcta. Evitando puentes térmicos de obra, impermeabilizando bien los cantos, que estén bien niveladas (en ventanas grandes, un desnivel de menos de 1 milímetro, podría traer problemas importantes) etc. Además, que nunca-nunca-nunca te hagan las ventanas sin haber medido los huecos en la obra. NUNCA. Porque si miden sobre plano, puede ocurrir (y ocurre) que te llegan con tus ventanas flamantes a la obra y resulta que no entran en los huecos que hay, o que los huecos les quedan grandes. Y si se puede modificar la obra, pues el problema sería fácil de resolver, pero… ¿y si no se puede cambiar la obra?. ¿quién “se come” las ventanas flamantes última generación que te han descargado ya en la obra?. Que no se te ocurra pagar las ventanas hasta que estén colocadas. En este sentido es importante trabajar con “colocadores autorizados” por una marca de perfiles, por ejemplo. O con carpinterías de aluminio que lleven muchos años trabajando. Tener buenos profesionales en la colocación es tan importante, o más, como tener un buen material a colocar.

8 "QUE TENGAN ALGO DE ESTILO"

Si has tenido en cuenta todo lo que te he dicho, ahora sólo te queda el diseño de la ventana: que si redonda, cuadrada, rectangular a un sentido, al otro, que si con particiones intermedias. El estilo que buscas, lo acabarás de encontrar con el diseño. Si no tienes en cuenta estos factores de los que te he hablado, tendrás unas ventanas de diseño que te darán muchos problemas. Y el estilo lo perderán rápidamente. Y tendrás un buen marrón por resolver. Yo creo que te he contado lo más importante de cara a escoger ventanas para tu Casa que sean buenas y bonitas. Lo de baratas lo decides tú. Pero no olvides que lo barato suele salir caro y que en ventanas no es conveniente escatimar, porque te van a aportar mucho confort, te van a ayudar a ahorrar dinero en calefacción y te van a evitar muchos problemas que se podrían dar con una mala elección Luego no digas que no lo sabías.

Comparte